Mis Creaciones

TARTA DE LA SIRENITA CON HOJA DE AZÚCAR.

Tarta realizada el 3 de noviembre de 2020.

A Elena le encanta la Sirenita, es una de sus películas favoritas y Eli quería hacerle un regalo, así que me pidió que le hiciera una tarta para su amiga. Hasta aquí todo normal, sin embargo tengo que decir dos cosas. La primera es que Eli es una súper repostera profesional y que me haga este encargo es un gran honor. La segunda, es que Elena no es una niña, si no una adulta, y eso conlleva un matiz importante.

Empecé a abordar el proyecto buscando inspiración en las redes. Como siempre encontré tartas que son una auténtica maravilla, pero yo quería hacer algo diferente, con un toque “adulto”. Además, ocurre una cosa, y es que modelar a Ariel, y que realmente sea ella, es complicado porque no hay casi ninguna imagen de ella en la que mire de frente, siempre sale un poco de lado. Y lo que suele suceder con las tartas de la Sirenita es que es casi Ariel o se parece mucho a Ariel, pero no termina de ser Ariel. Creo que salvaguardar el recuerdo de alguien que adora este personaje desde la niñez es importante, así que tenía que ser Ariel.

Me planteé muchas cosas, modelarla, pintarla, representarla nadando… pero ninguna opción terminaba de llenarme. Todas tenían sus pros y sus contras, cosas con las que siempre me encuentro y que forman parte de un proyecto, pero ninguna idea tenía “la chispa”. Entonces, en una de las innumerables búsquedas de imágenes que hice, apareció Ariel de perfil, suspendida, relajada, mientras se filtran a su alrededor unos rayos de luz. Y ocurrió, “la chispa” se encendió y la tarta ya estaba creada: pondría la imagen en el frente, sobre ella una gran luna llena y alrededor una hoja de azúcar, que crea unos acabados súper delicados, del color del mar.

La idea me encantó porque reunía todo lo que estaba buscando. Es un concepto diferente, Ariel aparece en una pose relajada pero con un punto sensual, con la luna llena “brillando” sobre ella y bañándola con sus rayos y la sugar sheet alrededor, en tonos turquesa profundos rememorando el mar, y creando el efecto de que se ha abierto para que podamos presenciar la escena. Perfecto para una adulta y sin romper con la imagen y la autenticidad de Ariel.

He disfrutado mucho haciendo esta tarta, preparando la combinación de colores del fondant, la hoja de azúcar… Pero también he sufrido porque Eli se llevó la tarta anoche y, aunque la preparé muy bien para que la hoja de azúcar estuviese sujeta y protegida, nunca había tenido tantas horas una sugar sheet en la nevera y no sabía si aguantaría. Pero ha ido todo bien, prueba superada, ha aguantado perfectamente. Hoy Elena ha recibido su regalo y le ha encantado, dice que no se la quiere comer, que la va a dejar de exposición… pero seguro que se le pasan las penas cuando el corazón de chocolate de la tarta haga su trabajo. ¡Muchas felicidades Elena!

You Might Also Like

Sin comentarios

Deja un comentario